Concepto de minorista

Un cliente ejerce la actividad correspondiente al epígrafe 663.4 como persona física, y por tanto sujeto a módulos.

En las condiciones precisas para ejercer con la calificación de minorista se indica, que las ventas con la correspondiente factura emitida a cargo de otros empresarios no deben superar el 20% del volumen de ventas, pero en un comentario de una revista técnica se indica:

“Si la actividad minorista se sujeta a módulos, y por tanto no necesita registros contables dado que no es posible conocer el porcentaje, esta condición no se tiene en cuenta”. Como al parecer la interpretación puede ser confusa, indiquen si nuestro cliente tiene que considerar este porcentaje del 20% o por el contrario dada su condición por aplicación a módulos no lo ha de tener en cuenta.

SOLUCIÓN

Efectivamente, de acuerdo con el artículo 149 de la Ley 37/1992 del IVA (LIVA) sobre el régimen especial del recargo de equivalencia, a los efectos de esta Ley, se considerarán comerciantes minoristas los sujetos pasivos en quienes concurran los siguientes requisitos:

1.º Realizar con habitualidad entregas de bienes muebles o semovientes sin haberlos sometido a proceso alguno de fabricación, elaboración o manufactura por sí mismos, o por medio de terceros.

No se considerarán comerciantes minoristas, en relación con los productos por ellos transformados, quienes hubiesen sometido los productos objeto de su actividad por sí mismos o por medio de terceros, a algunos de los procesos indicados en el párrafo anterior, sin perjuicio de su consideración como tales respecto de otros productos de análoga o distinta naturaleza que comercialicen en el mismo estado en que los adquirieron.

2.º Que la suma de las contraprestaciones correspondientes a las entregas de dichos bienes a la Seguridad Social, a sus Entidades Gestoras o colaboradoras o a quienes no tengan la condición de empresarios o profesionales, efectuadas durante el año precedente, hubiese excedido del 80 por 100 del total de las entregas realizadas de los citados bienes.

El requisito establecido en el párrafo anterior no será de aplicación en relación con los sujetos pasivos que tengan la condición de comerciantes minoristas según las normas reguladoras del Impuesto sobre Actividades Económicas, siempre que en ellos concurra alguna de las siguientes circunstancias:

a) Que no puedan calcular el porcentaje que se indica en dicho párrafo por no haber realizado durante el año precedente actividades comerciales.

b) Que les sea de aplicación y no hayan renunciado a la modalidad de signos, índices y módulos del método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

CONCLUSIÓN

Por tanto, si el contribuyente comerciante no renuncia al método de estimación objetiva en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, no pierde la condición de comerciante minorista a efectos de Impuesto sobre el Valor Añadido y tributará por este Impuesto en el régimen especial de recargo de equivalencia, con independencia de que el 20 por ciento de sus ventas estén destinados a otros empresarios o profesionales (ver entre otras, consulta de la DGT de fecha 07-02-2001).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*