Agencia de viajes

Tenemos una agencia de viajes y necesito conocer todo lo que hace referencia al IVA, así como todo lo referente a tributación, etc. Y dónde puedo localizar la normativa del régimen especial de agencias de viaje.

SOLUCIÓN:

El régimen especial de agencias de viaje se aplica:

1) A todas las agencias de viajes siempre que concurran conjuntamente los siguientes requisitos:

a) Que actúen en nombre propio respecto de los viajeros. La actuación en nombre propio o en nombre y por cuenta de un tercero depende de los pactos existentes entre la agencia y el tercero. Se entiende, salvo prueba en contrario, que una agencia actúa en nombre y por cuenta ajena, tributando por dichos servicios en régimen general, cuando:

- los viajeros paguen directamente a los hoteles o compañías de transporte;

- en los bonos emitidos y entregados al viajero conste expresamente que la agencia actúa como agente del hotel o transportista;

- las facturas que emiten las agencias minoristas no se expiden a su nombre.

b) Que utilicen en la realización del viaje, bienes y servicios suministrados por otros empresarios o profesionales.

2) A las operaciones realizadas por los organizadores de circuitos turísticos (tour operadores) cuando concurran los requisitos comentados en el número 1 anterior.

El régimen especial de agencias de viaje no resulta de aplicación a las siguientes operaciones:

a) Las ventas al público efectuadas por agencias de viajes minoristas, de viajes organizados por agencias mayoristas. En este caso, los que pueden tributar en el régimen especial son los mayoristas.

Estas operaciones de venta por la agencia minorista, en nombre propio o ajeno, tributan por el régimen general del IVA:

- si actúa en nombre ajeno tributa por la comisión que percibe del mayorista al tipo del 16%.

- si actúa en nombre propio se entienden realizadas las dos siguientes operaciones:

- una prestación de servicios única efectuada por la mayorista en favor de la minorista que, habitualmente, tributa por el régimen especial de las agencias de viajes (tributación sobre el margen bruto;

- una prestación de servicios única realizada por la agencia minorista en nombre propio en favor del adquirente del «paquete turístico» que tributa en el régimen general del IVA por el importe total de la contraprestación del servicio acordada con el adquirente, aplicando a dicho importe el tipo impositivo general del IVA.

b) Las llevadas a cabo utilizando para la realización del viaje exclusivamente medios de transporte o de hostelería propios. La normativa del IVA específica que, tratándose de viajes realizados utilizando en parte medios propios y en parte medios ajenos, el régimen especial sólo se aplica respecto de los servicios prestados con los medios ajenos.

Todas las operaciones efectuadas por una agencia de viajes respecto de cada viajero para la realización de un viaje, sometidas al régimen especial (actuación en nombre propio y utilización de medios ajenos), tienen la consideración de una prestación de servicio única, aunque se le proporcionen varias entregas o servicios en el marco del citado viaje (transporte, alojamiento, manutención, visitas a museos, etc.).

La mencionada prestación de servicios única se entiende realizada en el lugar donde la agencia tenga establecida la sede de su actividad económica o posea un establecimiento permanente desde donde se efectúe la operación sujeta al régimen especial.

Los servicios prestados por las agencias de viajes, sometidos al régimen especial, van a estar exentos del IVA cuando las prestaciones de servicios y entregas de bienes, adquiridos en beneficio del viajero y utilizados en la realización de un viaje, se realicen fuera de la UE. A estos efectos, hay que tener en cuenta que, a efectos del IVA, Canarias, Ceuta y Melilla no forman parte de la UE y, por tanto, los servicios prestados por la agencia de viajes van a estar exentos del IVA, en la medida en que comprendan entregas de bienes y prestaciones de servicios efectuadas en dichos territorios.

Cuando el viaje se desarrolle en distintos países, unos dentro de la UE y otros fuera, sólo está exenta la parte del viaje que se desarrolle fuera de la misma, calculada en proporción a los costes soportados en cada territorio. Esta exención es plena, por lo que genera el derecho a deducir el IVA soportado por la agencia de viajes.

La nota más característica del régimen especial de las agencias de viajes es el método seguido para la determinación de la base imponible, que en este caso coincide con el margen bruto de la agencia.

Este margen bruto se define como la diferencia entre la cantidad total cargada al cliente (IVA excluido) y el importe efectivo (impuestos incluidos) de las entregas de bienes o prestaciones de servicios que, efectuadas por otros empresarios o profesionales, sean adquiridos por la agencia para la realización del viaje.

La agencia de viajes puede optar por determinar el margen bruto de dos formas: operación por operación o de forma global para cada período impositivo.

La opción ha de manifestarse expresamente, al tiempo de presentar la declaración de comienzo de la actividad (modelo censal 036), o bien durante el mes de diciembre anterior al inicio del año natural en que deba surtir efecto, consignando una cruz en las casillas 526 ó 530, respectivamente, de dicho modelo censal.

La opción surte efectos para todas las operaciones sujetas al régimen especial durante un período mínimo de 5 años, entendiéndose prorrogada para los años siguientes en tanto no se revoque expresamente en el plazo anterior. Cuando no se hubiese efectuado opción expresa alguna, se entiende que se ha optado por determinar la base imponible operación por operación.

El cálculo del margen bruto en el supuesto de operación por operación se ajusta al siguiente esquema:

+ Precio del viaje (sin IVA)

- Gastos relacionados directamente con el viaje
(incluidos los impuestos soportados)

= Margen bruto

En las operaciones anteriores deben tenerse en cuenta las siguientes reglas:

a) Entre los servicios que se consideran adquiridos por las agencias para la realización del viaje y que, por tanto, se computan como gasto, se incluyen los servicios que prestan otras agencias de viaje con dicha finalidad, con excepción de los servicios de mediación que las agencias minoristas prestan, en nombre y por cuenta de los mayoristas, en la contratación de viajes organizados por estas últimas.

b) En la determinación del margen bruto de la agencia no se computan:

- las cantidades o importes correspondientes a las operaciones exentas del IVA, ni el importe de los bienes o servicios utilizados para la realización de los mismos;

- la compra-venta de moneda extranjera, los gastos de teléfono, télex, correspondencia y otros análogos (servicios que no se consideran prestados para la realización de un viaje).

El cálculo del margen bruto en la determinación global por cada periodo impositivo se efectúa según el siguiente esquema:

+ Importe cargado a los clientes (IVA incluido)

- Importe efectivo global, impuestos incluidos, de las entregas de bienes y prestaciones de servicios adquiridos por la agencia en el mismo período, que sean utilizados en la realización del viaje y redunden en beneficio del viajero

= Diferencia

BI =
Diferencia
× 100

100 + tipo impositivo general (16%)

Si la base calculada según los pasos anteriores es negativa, el saldo a favor de la agencia se traslada al período siguiente.

Las agencias de viaje tienen la obligación de repercutir el IVA en todas las operaciones que realicen, tanto en las que tributen por el régimen especial, como en aquellas a las que se aplique el régimen general.

La repercusión debe hacerse constar expresamente en la factura que obligatoriamente ha de emitir la agencia de viajes, salvo en aquellas operaciones comprendidas en el régimen especial, en las que las agencias no están obligadas a consignar separadamente en factura la cuota repercutida, debiendo entenderse, en su caso, comprendida en el precio de la operación.

La LIVA reconoce un derecho a favor de las agencias de viaje a no consignar separadamente en factura el IVA repercutido por las prestaciones de servicios que tributen en el régimen especial. No obstante, la agencia puede renunciar a ese derecho consignando por separado, en las facturas que documenten dichas operaciones, la cuota que se repercute a los destinatarios de las mismas, resultante de aplicar el tipo general del IVA (16%) a la base imponible de la operación sujeta al régimen especial. Esto no es muy habitual, dado que al renunciar a su derecho, la agencia está revelando a la competencia los márgenes de comercialización de sus productos.

Como excepción a lo anteriormente expuesto, se establece la posibilidad de desglosar en factura, bajo la denominación de «cuotas de IVA incluidas en el precio», a petición del destinatario, cuando éste sea empresario o profesional actuando como tal y las operaciones sólo comprendan entregas de bienes o prestaciones de servicios realizadas en su totalidad en el ámbito espacial del IVA, el resultado de multiplicar por 0,06 el precio total de la operación. La cantidad resultante tiene la consideración de cuota soportada por repercusión directa por el destinatario de la operación, que puede proceder, en su caso y siempre que se cumplan todos los requisitos exigidos al efecto, a la deducción de dichas cuotas.

En las facturas que expiden las agencias de viaje con aplicación del régimen especial debe constar expresamente que documentan operaciones sujetas al citado régimen especial.

Las agencias de viaje a las que se aplique este régimen especial pueden practicar las deducciones de las cuotas soportadas según lo establecido en la normativa general del IVA. No obstante, no pueden deducir el IVA soportado en las adquisiciones de bienes y servicios que, efectuadas para la realización del viaje, redunden directamente en beneficio del viajero.

En definitiva, de las cuotas devengadas por las operaciones sometidas a este régimen especial y las devengadas en otras operaciones realizadas por la agencia que tributen en régimen general, pueden deducirse:

- las soportadas, siempre que no hayan sido tenidas en cuenta para el cálculo de la base imponible en régimen especial, dado que los gastos que se toman en cuenta para el cálculo del margen bruto se computan impuestos incluidos;

- las soportadas por las agencias de viaje por la adquisición de bienes o servicios utilizados en la realización de los servicios exentos del IVA Es esta, por tanto, una exención plena.

CONCLUSIÓN

El régimen especial de IVA de la agencias de viajes esta regulado en los artículos 141 a 147 de la Ley 37/92 del IVA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*